header-photo

Pedrógão Grande





Los administradores de este blog, hemos decidido hacer una excepción saltándonos las normas establecidas en el mismo sobre el tipo de artículos y narraciones que venimos publicando habitualmente.

Aún resuena en nuestras cabezas el eco de la tragedia, de los gritos aterradores de la víctimas del incendio de Pedrógao Grande pidiendo auxilio ante un fuego devastador que ha acabado con muchas vidas en el país vecino.

Ante la magnitud de la tragedia, imposible no conmoverse. Imposible no derramar lágrimas y rezar por ellos al ver tanto dolor. Cada día se suceden en el mundo actos terribles, siempre vemos en las noticias los efectos de las guerras, de atentados terroristas, de violencia machista... del éxodo de miles de inmigrantes que huyen de la pobreza, de las guerras, de la miseria... demasiados muertos... el dolor desgarrador de estas personas no nos puede dejar impasibles ni indiferentes.

Lo de Portugal hoy nos ha tocado más de cerca, son nuestros vecinos pero, además, quienes hemos tenido la dicha de compartir con ellos tiempo o trabajo, sabemos de su generosidad sin medida, de su entrega a los demás, con humildad. Ante una necesidad ellos dan lo que tienen, son tan sumamente generosos que ese solo hecho, conmueve.

Desde aquí hoy queremos manifestar nuestras condolencias a los familiares de las víctimas y sumarnos a los gestos de solididaridad de todo el mundo hacia los afectados.

-----------

Os administradores deste blog, decidimos fazer um parênteses Skipping normas estabelecidas no mesmo tipo de artigos e histórias que vêm de publicação.

Ainda ressoa em nossas cabeças o eco da tragédia, os gritos aterrorizantes de vítimas de incêndio Pedrógão Grande para ajuda antes de um incêndio devastador que já custou muitas vidas no país vizinho.

Dada a magnitude da tragédia, não impossível de ser movido. Impossível não derramou lágrimas e orar por eles para ver tanta dor. Todos os dias está acontecendo nos atos terríveis mundo, nós sempre vemos no noticiário os efeitos da guerra, ataques terroristas, da violência masculina ... o êxodo de milhares de imigrantes que fogem da pobreza, a guerra, a pobreza ... muitos mortos ... a dor violenta de pessoas não pode deixar-nos indiferentes ou indiferente.

O que Portugal já nos tocou mais de perto, eles são nossos vizinhos, mas também aqueles que tiveram a alegria de tempo de compartilhar com eles ou trabalhar, sabemos da sua generosidade além da medida, sua dedicação aos outros, com humildade. A necessidade de dar tudo, eles são tão generoso, esse fato por si só se move.

A partir daqui hoje expressamos nossas condolências às famílias das vítimas e gestos juntando solididaridad todo o mundo para as pessoas afectadas.

Birras, birretes y berretes



En los hospitales maternales de algunas comunidades autónomas, se van a impartir cursos de formación especial a todo el personal sanitario que trabaja en paritorios.

El curso consiste en cómo graduar a un niño nada más nacer. Deberán estar preparadas las matronas para que, inmediatamente después de ser cortado el cordón umbilical, le encasqueten un birrete al bebé y le entreguen un diploma.

Para ello, será necesario que el padre esté presente en el momento del parto, cámara en ristre, para inmortalizar tan importante acontecimiento que marcará el futuro del recién nacido. Así podrán mostrar a los amigos y a los abuelos, mientras se les cae la baba entre birra y birra, las fotos y el vídeo con el primer discurso de graduación del neonato: buaa buaa buaa.

Esta decisión la han tomado los consejeros de sanidad mientras fabricaban abanicos de papel, en común acuerdo con los consejeros de enseñanza y las asociaciones de madres y padres de alumnos (los mejores consejeros), ante la urgente necesidad de terminar con esta moda de graduar a los niños cada vez que terminan algo. De este modo, el niño queda graduado hasta que termine los estudios universitarios, y sus padres no tendrán que reservar días de vacaciones para cuando su bebé se gradúe en la guardería, luego en primaria, en secundaria... pudiendo utilizar ese tiempo para necesidades más importantes como cuando el niño se pone malo o si tiene fiebre... lo que hemos hecho toda la vida, vamos.

Los niños van a la guardería por necesidad (en la mayoría de los casos) porque los padres trabajan y no tienen con quién dejarlos, así que, tonterías las justas.

El plazo de inscripción para el curso ya está abierto , consulta en tu hospital más cercano, el nombre del curso es:

En busca del Norte perdido

"Eres mu tonto"



Eso dice uno de los personajes en los que se transforma José Mota. Además, la envidia es mala compañera y te convierte en una persona infeliz.

Posiblemente callado no estés más guapo (ni más feo), pero al menos no harías el ridículo ante todo el país y el mundo mundial, que al final parece que lo que buscas es estar siempre en el"candelabro" como los Ortega Cano o los Pantoja, que cualquier día te vemos en el Sálvame.

El Real Madrid pasea sus triunfos como quiere que para eso los ha ganado, y para regocijo de la afición, aunque si te hacía ilusión pasear con ellos por las calles de Madrid en el bus blanco descapotable, no tenías más que habérselo pedido a Ramos, seguro que te había hecho un hueco y te habrías sentido como en casa.

Ya tuvísteis en Madrid vuestro momento de gloria en el Vicente Calderón con la Copa del Rey pero en lugar de saborear las mieles del éxito, parte de vuestra afición se dedicó a pitar el himno, ya ves, unos celebran y otros abuchean... Así que estate calladito y aprende a comportarte, a ver si con tu ejemplo das unas clases de civismo y de tolerancia a esa parte de vuestra afición más subversiva, en lugar de encandilarla.

Es que no sé cómo no aprendes, majo, si es que cada vez que disparas, la bala te rebota, rebota rebota y en tu culé explota.

Soy Donald, Donald Trump





Soy Donald, Donald Trump, aunque todos me llaman Donald, Donald Trump. Mi mamá me decía que yo no era tonto, tonto es el que hace tonterías y también me dijo que llegaría muy lejos. Tú coge la linde, me aconsejó, y sigue hasta el final. No sé a qué se refería con llegar muy lejos pero empecé a correr y a correr siguiendo la linde, recorrí todos los estados, mucha gente me seguía aunque no sabían ni por qué ni a dónde iban... hasta que llegué a la Casa Blanca.

Llegué a ser presidente de los Estados Unidos de América, el segundo país con mayor emisión de CO2 del planeta. Hacía lo que quería y todo el mundo me obedecía. A quien me llevara la contraria le hacía abandonar la Casa.

No estuve en Vietnan ni salvé vidas, al contrario, el calentamiento global me importa un pimiento, ande yo caliente... Así fue como abandoné el Acuerdo de París para el Cambio Climático. China contamina más, así que de reducir emisiones de dióxido de carbono y metano ni hablar del peluquín.

Mi mamá estaría orgullosa de mí, tengo una mujer que es muy guapa y lista, se cuida mucho. Yo también me cuido el pelo porque la imagen es muy importante, soy rubio natural, como es natural.

Antes de que yo llegara a ser presidente había un presidente negro, le gustaban mucho las gambas en todas sus manifestaciones... gambas al ajillo, estofado de gambas, sopa de gambas, gambas sofritas, hamburguesas de gambas... pero un día él y su familia negra se pusieron morados comiendo gambas chungas y a partir de ese momento reformó el sistema sanitario. Pero todo lo que él puso yo lo quité que por eso era el presidente más poderoso.

Mamá decía que cada uno crea su destino, y que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes cuál te va a tocar.

A vosotros os ha tocado el bombón de ajo y agua.


Destellos



Eran casi las 12 de la noche cuando tropezamos con una marea de gente con vestiduras blancas que avanzaba hacia una misma dirección, la fuente de la Cibeles, esa estatua de piedra de una mujer en un carro tirado por leones. Llegaban desde todas partes, salían de cada calle, de cada boca de metro, de los autobuses bajaban en manada... algunos entonaban cantos y aclamaciones. Los coches, ruidosos, circulaban calle arriba y calle abajo en dirección a ninguna parte, no se podía aparcar desde hacía horas. Sus ocupantes asomados por las ventanillas enarbolaban banderas al grito de ¡Hala Madrid! ¡Campeones! y otro tipo de consignas... 

Nosotros, con dificultad, intentábamos avanzar contracorriente, a nuestro aire, a nuestras cosas... mientras una brisa de aire fresco nos acariciaba agradablemente el rostro. La temperatura era perfecta, como la tormenta de George Clooney, el cielo estrellado, aunque con nubes dispersas que más tarde irían formando alguna que otra tormenta.

Ya volviendo a casa por la M-50 un destello me deslumbró, ¡zasca! ya me cazó un radar. Qué raro, no he superado el límite de velocidad... otro destello, otro... así hasta 12  pero, por favor,   qué está pasando ¿¡¡¡qué está pasando!!!? ¡esto no puede ser! en cuanto llegue a casa paso un whatsapp a Iker Jimenez, .
 
No se trata de algo desconocido, hay tormenta en Toledo, me dijo, son relámpagos.

Ah, vale, gracias, qué susto me había dado, le respondí, en qué vendría pensando.

Venías pensando en el número 12..
12 meses tiene el año, 12 son mandatos el teclado del ordenador,  12 los apóstoles, 12 los astronautas que pisaron la luna... las 12´horas marcaba el reloj cuando la Cenicienta perdió el zapato... y 12 copas son las que ya tiene el Real Madrid.

¿Acaso hay alguien que lave más blanco?   

La dieta de la alcachofa

Resultado de imagen de alcachofas






Se aproxima el verano, vacaciones, playa... nos da por adelgazar y nos agarramos a la primera dieta "milagro" que nos venden... de alcachofa, de papaya... de cualquier cosa, para lucir un tipo de estereotipo. La sociedad marca unos patrones y si te sales eres el raro ¡bienvenidos los raros!

Pues mucho cuidado con esto, preguntad primero a alguien que haya hecho esas dietas y que os explique cuáles son los efectos secundarios. Eso es peor que comer buñuelos de propano. Te inflas con tal cantidad de gas que, si consigues canalizarlo, lo puedes aprovechar en forma de combustible, siendo capaz, tú solito, de hacer funcionar el Ferry Mallorca-Ibiza.

Debido a un atracón de alcachofas, la duquesa de Cornualles tuvo una fuga rectal cuando estaba comprando sombreros en Harrods. Provocó tal estampida que los clientes tardaron días en poder acceder a los almacenes  y a punto estuvieron de declararse en concurso de acreedores. 

Durante todo el año debemos hacer una dieta sana, comer verduras, frutas, cereales, legumbres, lácteos,  pescado, carne, huevos, jamón serrano... lo de toda la vida de antes, básicamente, y sin abusar. Pero hay que moverse, caminar, correr... en la medida en que podamos, porque cada uno tiene el cuerpo que tiene y unas cualidades o actitudes por las que te van a valorar y querer, así que empecemos por querernos más a nosotros mismos.

 Y si tienes un problema de salud, consulta a al médico o a tu portera.

Yo no desciendo del mono



Si el hombre evolucionara para adaptarse al medio, a estas alturas tendríamos que tener cuatro manos, dos para ir con el teléfono móvil y las otras dos para conducir, hacer botijos a lo Demi Moore en Ghost o viajar en la escoba de Harry Potter, lo que más os guste. Y para no tropezarnos nuestros ojos serían celestes, uno iría mirando al Sur y otro al Este

El día también tendría que tener más horas para que tuviéramos tiempo de hacer "cosas", como ir a pilates y a terminar el master de ganchillo de la abuela, además de ir a trabajar, llevar a los niños a clases extraescolares y a subir al Annapurna. La Tierra tendría que girar más despacio alrededor del sol, sobre todo en horario nocturno que ahora mismo va como loca, por favor, que alguien la frene, que cualquier día se alcanza y se estrella consigo misma. 

La explicación científica de que la estatura el hombre haya evolucionado se debe a un agente externo llegado hace décadas del África tropical, el colacao, que fue el causante de subir la estatura media según los expertos (las madres). En cambio, intelectualmente, no hemos "crecido" mucho, seguramente la culpa la tienen los cambios en el sistema educativo, que si ahora blanco, que si ahora negro...  y la ausencia de "reglas" en casa y en el colegio.
Los de mi generación sabíamos muy bien de normas y reglas, obedecíamos a nuestros padres y profesores, si te portabas mal en casa, tu madre se quitaba la zapatilla y te marcaba en el culo un 36, que ríete tú de los tatuajes de Melendi, y si no llevabas hechos los deberes al colegio, sacaba la maestra la ganchetto regla y te alcanzaba aunque estuvieras en el último rincón. Ahora cada uno va por libre y hace lo que le viene en gana. Así nos va.

En la antigüedad, el hombre cazaba para subsistir, se le llama primitivo. Ahora, al que trabaja para vivir y pagar impuestos, se le llama pringao. Los que sí han evolucionado son los vagos que además han mejorado la técnica y ahora proliferan como las malas hierbas camuflados, algunos de ellos, de políticos, banqueros y faranduleros que, presuntamente, además de no trabajar, evaden impuestos y nos roban a los que sí trabajamos. Primero les pagamos sus yates, sus casas de lujo y sus coches de alta gama y si les pillan y acaban en el talego, les pagamos unas vacaciones a pensión completa en la suite de cualquier cárcel de cinco estrellas, como el Palace de Ciempozuelos.

Ni monos ni monas, ni ladrones ni ladronas, la ley del talión o un buen zapatillazo a tiempo y veríamos cómo el robar se iba a acabar.