header-photo

Fuego en el cementerio

Foto de Quinito


Ayer martes, un rayo que cayó sobre un ciprés del cementerio de Cacabelos, provincia de León, provocó un incendio que se propagó con facilidad por todo el Campo Santo.

Cientos de víctimas se vieron atrapadas bajo sus lápidas "viviendo" lo que algunos de sus familiares han calificado como un auténtico infierno. A mi la noticia me ha dejao muerta.

Hay que destacar que los daños materiales no han sido relevantes. Tampoco hubo daños personales gracias a la rápida intervención de los bomberos que pudieron sofocar las llamas y a que los inquilinos que en ese momento ocupaban el cementerio ya estaban muertos.

El hecho no tiene ninguna gracia ni es como para partirse la caja,  aunque la noticia no ha dejado indiferentes  a vivos ni a muertos, sobre todo a quienes un día eligieron morar bajo tierra y ahora se han "visto" incinerados por causas de fuerza mayor. Yo pondría una reclamación a los de Vodafone, esto no puede quedar así.