header-photo

La princesa posesa

Y los muchachos del barrio le llamaban loca, y  un hombre vestido de luces le dijo ven.   Ven acá princesa, que te voy a hacer famosa. Y tuvieron una hija que no quería comer pollo, pero se compraron un tigre, que, qué tendrá que ver digo yo, pero como cada cosa que hacían era noticia, ya veis, aquí me tenéis haciendo una crónica de lo absurdo.
Pero como la princesa de barrio ya tuvo  una hija, sólo le faltaba plantar un árbol y escribir un libro sobre su vida, una larga trayectoria llena de nada porque no dio palo al agua y vivió del cuento de plató en plató. Como si fuera "la Belén Truman del show del ídem", solo que el personaje al que daba vida Jim Carrey vivía engañado, todo el mundo conocía cada paso que daba sin él saberlo y sin cobrar un duro, aquí es exactamente al revés en todo.
Pero ahí  la tenéis, firmando ejemplares de su libro entre lágrimas y sollozos por la acogida de un emocionado público que grita ¡arriba la Esteban! Que aguantan horas de cola y pagan casi 20 euros por ese bodrio de libro para seguir alimentando al monstruo que se ríe en la cara de todos los pringaos que compran el libro.
 Y mientras la Esteban recorre la geografía española vendiendo libros como churros, otro personaje sin oficio ni beneficio, Paquirrín, arrasa en youtube  con casi dos millones de visitas cantando al mundo “así soy yo de feo”  como si no lo supiéramos… no tenía suficiente con pinchar discos, ahora también se los traga. Ha nacido una estrella, el nuevo Justin Bieber de la Pantoja.
Desde este blog recomendamos no leer a " la Esteban", no escuchar a Paquirrín y no ver telebasura. Recodad que vuestros actos son el espejo en el que se mirarán vuestros hijos que son el futuro.

Un pedo de vaca


Los argentinos lo saben todo sobre las vacas. Nosotros nos quedamos en que la vaca da leche, con la leche se hacen yogures, queso, mantequilla… alimentos ricos en calcio y que además son principal fuente de alimento.
 La vaca también nos proporciona carne y podemos, además, utilizar su piel para fabricarnos una bonita chupa de cuero o un cinturón, por ejemplo. Incluso sus boñigas tienen un importante atractivo como abono para el campo alcanzando alto valor en los mercados y llegando, incluso, a cotizar en bolsa. Hasta ahora, esos eran todos mis conocimientos sobre producción bovina, pero acabo de ver un reportaje en tv sobre unos investigadores argentinos que han descubierto una fuente de alternativa energética. Lo último en energía renovable, y que consiste en el aprovechamiento del metano de los pedos de vaca de modo que, transformado en biocombustible, es capaz de generar luz, calor e incluso mover un coche.
 Una vaca emite 300 litros de metano al día, y los técnicos explican que, por ejemplo, una nevera necesita para funcionar al día, 100 litros de pedo de vaca. La forma de recoger ese gas es fácil, se le pone a la vaca una especie de mochila con una bombona que recoge esos gases del rumen y los deposita en una bombona que los transforma en energía.
 Dicen los expertos que es fácil y barato pero no sabemos si las vacas piensan lo mismo porque cuando les hemos preguntado no han dicho ni mu. Esos animales que parecen indefensos y se pasan todo el santo día rumiando y moviendo la boca igual que Caparrós mascando chicle, resulta que liberan gases de efecto invernadero altamente contaminantes y contribuyen al calentamiento global.
 Si estáis pensando comprar una mascota, en los tiempos que corren la más rentable es una vaca porque podéis autoabasteceros de casi todo, de alimentos, combustible, abono para los geranios…
 Que no se enteren los del gas porque les va a faltar tiempo para subirnos la tarifa.

La gula del bogavante

Había empezado a caer la noche y las numerosas luces de colores ya iluminaban las principales calles de la gran ciudad. Los Antúnez habían olvidado el verdadero sentido de la Navidad y habían salido de compras dispuestos a tirar la casa por la ventana. A pesar de la estrechez económica por la que estaban pasando ya habían llenado la nevera de exquisitos manjares, ya lo ahorraremos durante el resto del año comiendo mortadela de aceitunas, se decían, pero este año cenamos bogavante.

 Así que con ese espíritu de consumismo se dispusieron a recorrer tiendas y centros comerciales buscando a saber qué y sin llegar a imaginar que un trágico suceso estaba a punto de ser gestado en su casa en ese momento.

La vivienda estaba completamente a oscuras, la penumbra se había adueñado de cada rincón, incluso el interior de la nevera estaba sumida en la más profunda de las tinieblas. En sus estanterías estaba todo preparado para la cena de Navidad, chuletillas de cordero , un pitu caleya, langostinos, gambas y almejas para la sopa, canapés de salmón ahumado…

 Ese frigorífico se iba a convertir en escenario del más escalofriante pasaje del terror. No estaban ni Freddy Krueger, ni la niña de la curva, no, nada de eso, lo que había allí oculto esperando su momento era un enorme bogavante vivo con unas pinzas inmensas que manejaba con mucha destreza y que tenía hambre, mucha hambre. Primero rompió un yogur de pera pero no le resultó muy atractivo su sabor así que indultando a la sección de lácteos siguió su recorrido a través de las estanterías enrejadas hasta que su instinto le llevó hasta la bandeja de los langostinos y devoró todos, uno a uno, no dejó ni las cáscaras.
 En la bandeja de al lado, testigos de lo que acababa de suceder, unas gulas desnortadas empezaron a huir de su plato saltando por el bote de mermelada que les sirvió de tobogán hasta llegar al cajón de la fruta donde pudieron refugiarse entre las hojas de una escarola. El bogavante se había convertido en el más peligroso depredador y ningún alimento estaba a salvo. Después de los langostinos se tragó el pitu y así fue comiendo y destrozando todo con total impunidad, incluso se atrevió a atacar el cadáver de una trucha sacándole los ojos y dejando solo sus espinas.

 Cuándo los Antúnez volvieron a casa sintieron una sensación extraña al entrar en la cocina. Abrieron la nevera y allí estaba el monstruo, desafiante, con sus pinzas levantadas dispuesto a atacar. Alguien debe avisar a ese niño, Marco, y darle la trágica noticia, su madre no está en Argentina, que no la busque más, se la ha tragado el bogavante.

Comunicación

Desde que nacemos, los hombres tenemos necesidad de comunicarnos.  Este proceso conlleva una acción, la emisión de señales, gestos, sonidos…  con los que intentamos dar a conocer un mensaje.
Así fue cómo nuestros antepasados prehistóricos nos dejaron una riqueza cultural y artística importante. A través de sus pinturas rupestres en cuevas supimos de su forma de vida, descubrimos que el bisonte era un animal que cazaban para alimentarse con su carne, vestirse con sus pieles y fabricar con lo que sobraba utensilios de cocina y otros complementos de moda rupestre que algún día terminarían vendiendo por internet. Importante no confundir bisonte con visón, la piel de éste último es la que caracteriza a ciertas señoras de alto standing hortering, y no es enviding.
 Pero la sociedad evoluciona, aunque hay quienes todavía se empeñan en ir dejando por donde pasan, señales a lo cromagnon, como los grafitis  y otras formas de expresión “artística”, en las vallas del instituto del barrio, en fachadas de locales comerciales, en los puentes de las autopistas y en los lugares más insospechados que hacen que nos preguntemos ¿¡cómo habrán subido ahí!?
Luego están los troncos de algunos árboles, aunque esa costumbre ahora se está perdiendo, por suerte, gracias a que existen las redes sociales como  Facebook o Twitter, entre otras. El concepto de muro o tronco ha cambiado.
Pero estas herramientas en manos de adolescentes que padecen enagenación mental transitoria, más conocida como enamoramiento prematuro, tienen más peligro, a veces,  que Lady Gaga con una motosierra en una piscina de bolas.
Antes de que existieran las redes sociales, las mayores informadoras eran las porteras de los edificios, comparables  a los servidores informáticos  y que aún hoy siguen haciendo su función. Son como un punto de intersección que forma parte de una red (el edificio) dando soporte  (información) a otros puntos de intersección (los vecinos) siempre dentro de una misma red o edificio. De este modo todos los  vecinos están informados sobre el resto de sus vecinos sin necesidad de ser indiscretos con sus preguntas. Incluso están informados de la vida social y política sin  necesidad de leer la prensa.    

Sobre los tipos de comunicación no verbal, solamente voy a centrarme en uno que me llama la atención, se utiliza principalmente cuando vamos conduciendo y alguien hace una maniobra peligrosa que nos puede perjudicar. Aquí hay un gesto que es universal y todos entendemos sin saber idiomas ni el  lenguaje de signos para sordos. Consiste en mostrar con entusiasmo el dedo más  largo al conductor del otro coche. Da igual que sea chino, chileno o chipriota, te ha entendido perfecamente. La DGT advierte que esa práctica no es recomendable en casos de estrés, ansiedad o estreñimiento porque puede provocar caries. 
Al que pintó la marca roja le faltaba una primavera.
Al de la  flecha azul dos otoños y un invierno.
Al que lo permitió, 19 días y 500 noches.

El último viaje


Aquella noche se había desatado una fuerte tormenta.  El estruendo provocado por  un rayo al caer sobre alguna torre de alta tensión  despertó a Laura y dejó sin electricidad  a todo el vecindario.
El  viento agitaba el gigantesco árbol que había junto a la casa llegando a golpear algunas ramas contra el cristal de su ventana.  Laura tenía mucho miedo, acababa de despertar de una terrible pesadilla, recordaba imágenes del “Resplandor” y cada vez que un relámpago iluminaba su habitación, creía ver a las niñas del pasillo susurrando su nombre, Lauraaaa... ven  a jugar con nosotras...  Se arrepintió una y mil veces de haber ido a ver la película con su hermana el día anterior mientras dejaron al abuelo en el asilo jugando al parchís.
Otro relámpago precedió a un inmenso trueno e hizo aumentar su temor cuando oyó unos fuertes golpes  en la puerta.  Bajó la escalera muy asustada. Para poder ver en la oscuridad se sirvió de un mechero que encontró a tientas encima de la chimenea, tampoco podía usar de linterna del teléfono móvil porque se había quedado sin batería.
 Al llegar a la puerta observó que estaba abierta pero con la cadena del cerrojo de seguridad, como si alguien hubiera abierto con llave. Retiró la cadena intentando no hacer ruido y salió al jardín llena de temor pero sin poder ver nada ni a nadie. Había dejado de llover pero estaba todo muy oscuro,  solamente unos momentos  la luna se dejó ver por entre unas nubes que corrían veloces a la velocidad del viento.  Esa claridad furtiva fue lo que le permitió ver que algo se movía entre los arbustos. Una mujer con el pelo alborotado y vestida con una especie  de túnica blanca avanzaba sin freno hacia ella desde el otro lado del jardín.
Corrió hacia la casa,  entró cerrando la puerta de un golpe y huyó escaleras arriba para encerrarse en el baño. La mujer de blanco fue tras ella y entró en la casa.  Empezó a golpear la puerta del baño mientras gritaba su nombre  ¡Laura! ¡Laura!¡abre la puerta!  Pero Laura estaba aterrorizada y lejos de tranquilizarse  empezó a gritar también. Imaginaba la escena de la película, en unos segundos Jack Nicholson o esa señora quien quiera que fuese cogería un hacha y empezaría a destrozar  la puerta.  Gritaba y gritaba mientras se tiraba de los pelos... por fin reaccionó cuando escuchó  ¡abre la puerta imbécil, soy Inés!  ¡el abuelo acaba de morir!
-¿Por qué no me abrías la puerta?
- ¿Para qué te di una copia de la llave?
-¿Y  cómo crees que he entrado?  ¿ 
-Espera un momento ¿has dicho que ha muerto el abuelo? ¡no es posible, solo tiene 99 años!
 -Tranquilízate, parece que hubieras visto un fantasma.. Venga recoge tus cosas que salimos de inmediato para Jaen, la póliza del seguro de decesos no cubre el traslado y cuesta un riñón si lo contratamos con la funeraria.
 -¿Qué estás tramando?
-Le llevamos en el coche y al llegar decimos que ha muerto en el viaje.
-No puedo creer lo que estoy oyendo ¿pretendes que recorramos más de seiscientos kilómetros con el abuelo muerto en el coche? Conmigo no cuentes. Además, nadie se lo va a creer.
-Si estás dispuesta asumir el gasto, por mí perfecto.
-Espera, yo no tengo  tanto dinero, estoy sin trabajo y pago hipoteca...

Y colorín colorado, eso hicieron. Metieron  al abuelo en el coche con ayuda de un cómplice y se pusieron rumbo  al más allá por carretera.

Basado en hechos reales, posiblemente. A veces la realidad supera la ficción, posiblemente..

Derbi de las aficiones


Con el cielo nublado y un viento frío soplando esta mañana en Madrid que nos dejaba tiesos como bacalaos secos,  ha vuelto a celebrarse un año más el popular derbi de las aficiones  Miles de corredores aficionados del Real Madrid o del Atlético de Madrid, nos hemos dado cita en los aledaños del Santiago Bernabeu para comenzar la carrera muy temprano, a las 9.00. Himno del Madrid, himno del Atlético, mucho frío, otra vez himno de unos, luego himno de los otros,  y por fin  el pistoletazo de salida.
Este año hemos tenido una importante novedad, la basura, las montañas de bolsas de basura y residuos esparcidos sobre las aceras han ido custodiando la carrera en todo su recorrido.
Cientos de botellas de vidrio se amontonan junto a los contenedores ya rebosantes, muchas botellas y sin rastro de Ana... Es lo que tiene privatizar, ahorrar no sé si se ahorra pero la imagen que se está dando de Madrid, ciudad turística por excelencia,  es pésima.  Si la estampa que estamos viendo estos días le llega a Alberto de Mónaco va a ser más difícil que se celebren aquí unos juegos olímpicos durante el próximo siglo,  a que se celebren unas regatas en el Manzanares.
Junto a un centro de salud, decenas de guantes y a saber qué tipo de bacterias y residuos clínicos están esparcidos por el suelo.Ver foto 1, sacada desde el  coche volviendo a casa.
Foto 2
Sobre la carrera nada más decir salvo que es muy cómoda, si pensáis que se os ha hecho cuesta abajo no es verdad, es que ES cuesta abajo en la mayor parte del recorrido.
Y por supuesto, los organizadores no se van a ir de rositas por lo que nos han hecho un año más con la bolsa del corredor. Esta vez han ido al Chinojuan a comprar el contenido pillando lo primero que han visto.
En mi bolsa venía un llavero... atentos por favor (redoblen los tambores), vamos a ver, que yo he corrido por el Real Madrid y el llavero era de la bota de Leo Messi. Ver foto  2
Por favor, señores del Marca, una bolsa del corredor no es el regalo del amigo invisible...
Y yo pensando que después de ver a Melendi de animador en una residencia de ancianos no me iba a sorprender nada y mira...  

Supositorios SOYUZ-FG: lo mejor para evitar el estreñimiento en viajes interestelares


Parece que los rusos no deben tener mejor cosa en qué invertir los cuartos y han decidido mandar a la Estación Espacial Internacional la antorcha olímpica en una nave espacial.  La estulticia elevada a la máxima potencia. Además la antorcha va apagada para que no haya peligro... Pero de qué estamos hablando... ¿qué sentido tiene mandar al espacio la antorcha olímpica? el caso es dar la nota. Además tiene que ir apagada, yo siempre pensé que la llama de la antorcha olímpica no se podía apagar nunca.  Para mí que esto es una estrategia de alguna empresa farmaceútica para promocionar una nueva marca de supositorios y lo de la antorcha es una trola. Porque si es verdad es como para renegar de ser ciudadano de este supuesto primer mundo.
Según informan los medios, la antorcha no va a viajar sola, la acompañarán un cosmonauta y dos astronautas, debe tratarse de la misma profesión pero si en la prensa lo diferencian yo no soy quien para llevar la contraria a los expertos.
Cierro los ojos e imagino a Neil Armnstrong portando la antorcha mientras hace como que camina un metro por encima de la superficie lunar, como Mary Poppins que con su paraguas tampoco conocía la gravedad, y se aproxima al pebetero cuando desde la tierra, en directo, todos vemos cómo intenta encender el pebetero ¡y sin llama!
¡Despiera, despierta...! eso pasó hace tiempo y no era una antorcha sino la bandera de EEUU.
No consigo despertar, esto debe ser un mal sueño...
Hace pocos días, cerca de cien inmigrantes son encontrados muertos de sed en el desierto de Níger tras ser abandonados por las mafias, muchos eran niños...  Hace pocas semanas mueren varios centenares de personas inmigrantes tratando de alcanzar la costa italiana... Y así cada dos por tres y mientras tanto, los gobernantes de los países más poderosos de la tierra gastan el dinero (nuestro dinero) en gilipolleces como esto de la antorcha. ¿Con qué objetivo? Yo no lo entiendo.
Todo esto parece surrealista ¿dónde está el sentido común?
Lo voy a dejar porque empecé con buen humor y se me ha apagado por completo. Ojalá todo esto fuera mentira.

"La dulce" Fiódor Dostoievski

LA DULCE

FIODOR DOSTOIEVSKI

Editorial: FUNAMBULISTA


Sinopsis:

«Imaginen un marido cuya mujer, una suicida que se ha arrojado por la ventana hace sólo unas horas, yace ante él sobre una mesa. Él está conmocionado y no ha tenido tiempo de ordenar sus ideas. Camina de habitación en habitación e intenta dar un sentido a lo que acaba de ocurrir. [...] De ahí que se cuente a sí mismo la historia, intente aclarársela». Así explica Dostoievski su obra en la «Nota del autor» que precede La dulce, a la que llama relato fantástico. La dulce se basa probablemente en hechos verídicos en que el autor ruso se inspiró para escribir una de sus más inquietantes novelas cortas. Como si de un viaje al pasado se tratara, Dostoievski, a través de las contradicciones, remordimientos y justificaciones en el soliloquio del protagonista «ante un auditorio invisible o una especie de juez», investiga en los recuerdos a la búsqueda de la verdad que se esconde en el alma humana.

Opinión personal:

Como pone en la faja del libro, es  una "pequeña obra maestra" y es que pocas veces en tan pocas páginas podemos encontrar tanta belleza literaria y tanta psicología. Unos personajes con grandes diferencias, tanto por la edad como por su posición social, mantienen una relación en la que no hay comunicación lo que hace más abismales sus diferencias. Lo más impresionante es el análisis que hace el marido usurero, propietario de una casa de empeños, sobre su joven mujer a la que espía y a quien tortura psicológicamente. Cuando se da cuenta del daño que ha hecho ya es tarde. Hace que analicemos el mal que hay en el hombre y nos ayuda a descubrir que se podía haber evitado el mal.
La novela es como un monólogo del marido en forma de confesión delante del cuerpo inerte de la joven "dulce".

Pamela: camina o revienta


Con un sujetador cuatro tallas menos para que sus descomunales protuberancias no le fueran golpeando en la cara de forma sistemática evitándole la visión y provocándole hematomas, o sencillamente para evitarle perder el equilibrio con su vaivén, zancada tras zancada, Pamela Anderson corrió el pasado fin de semana  la popular maratón de Nueva York. Aunque parece que lo más importante para ella no ha sido llegar a la meta sino de qué guisa quedó después de la carrera.
Los que hemos probado ese cáliz, el de correr maratones digo, sabemos lo que sufren las articulaciones de los miembros inferiores corriendo con algún gramo de más, cuánto más si cargamos con una mochila de globos de silicona. Desconozco a cómo  se cotiza ese material en el mercado y cuánto pesa. En mi casa la única silicona que entró  fue la de las tetillas de los biberones de mis hijos, y sino que me registren.
Pero todos sabemos que hay gente que con tal de llamar la atención hace cualquier cosa. Hubiera sido gratificante saber simplemente que la tal  Pamela corrió para una causa benéfica, pero no, tuvo que dar la nota colgando en su cuenta de twitter una foto en camisón, que a quién le importa, digo yo.  Habría sido más satisfactorio ver su foto cruzando la meta, sencillamente. Pero ya sabemos que donde no hay mata no hay patata... Cabe decir que la emoción de llegar a la meta tras varias horas corriendo es lo más... cuanto mayor es el sacrificio, mayor es la recompensa, las emociones que se sienten son indescriptibles, hay que vivir ese momento para poder comprender bien lo que significa, por eso no se entiende que una corredora ocasional (lo de ocasional lo supongo) comparta con el mundo su foto  tumbada en una camilla y llena de bolsas de hielo.
Una maratón es mucho más que eso, es una prueba de superación, es una aventura sin límites, un esfuerzo a veces sobrehumano, sobre todo cuando no tienes una preparación diaria por eso  las secuelas son heridas de guerra de las que, por unos días, nos sentimos orgullosos... Cuando algún compañero te observa mientras con dificultad te levantas de la silla y te dice, quién te mandará, te callas y piensas: si tú supieras...
Pero cruzar la meta... vivir los últimos kilómetros, la gente que vas dejado atrás cuando ya corres por inercia como si una fuerza interior te empujara hacia la meta mientras el cuerpo dice basta, no puedo más...
(Aquí es cuando Rambo hubiera dicho "no siento las piernas")
Para mí, correr la maratón fue una de las mejores experiencias que he tenido y a la vez las de mayor sufrimiento. Mi foto de la maratón sería cruzando la meta, nunca en una camilla y de esa guisa. Si hay algo que compartir es el éxito, el logro de cumplir un objetivo que te has marcado, la alegría que te hace llorar  y gritar a la vez casi sin fuerzas ¡lo he conseguido!   Todo  lo demás, debe quedar para uno mismo.
De todos modos, desde este blog queremos felicitar a Pamela y a sus primas las domingas  y esperamos que siga recaudando dinero para los más desfavorecidos, de Haití o de cualquier lugar del planeta.

Y llegó el otoño a Móstoles






El otoño ha traído por fin las primera  lluvias que, de forma persistente, han caído durante toda la noche llevándose mis desvelos con su crepitar sobre el tejado.
Al amanecer, me calzo las zapatillas y corro hasta el parque tratando de rescatar la soledad  perdida entre el ruido de la semana, atascos, papeles,  llamadas de teléfono…  Al llegar a este oasis de paz, cierro por un momento los ojos y siento cómo el viento juguetón golpea mi cara y se cuela por entre las  ramas de los árboles, haciendo caer sus hojas a ritmo de vals, formando una tupida alfombra de tonalidad multicolor a lo largo del sendero.
Veo pasar los minutos en mi cronómetro…  y subo hasta el mirador a hacer unos  ejercicios de estiramiento. Desde allí puedo ver a algunos que caminan muy deprisa, otros corren o van en bici, otros simplemente pasean y todos pasan de largo perdiéndose por entre la sombría espesura de los pinos.
A mis espaldas la valla con sus altos barrotes de hierro y tras ella el llamado camino del calvario por los corredores que se atreven a escalar sus empinadas cuestas.
En medio de este silencio, roto por el murmullo del arroyo cuyas aguas hoy  bajan más agitadas y, a veces,  por la algarabía de una bandada de patos, contemplo el mayor espectáculo, los primeros colores de otoño. Acacias, sauces, tilos, olmos, pinos, almendros…  y un sinfín de especies arbóreas , convierten el parque en un tupido lienzo de colores cálidos, ocres, amarillos…  entre un verde aún predominante que se resiste a su metamorfosis otoñal.  
Continúo el recorrido hasta el lago. Es un remanso de paz. Una familia de patos se desliza dulcemente  dibujando una estela de suaves olas sobre la superficie.
Termino mi recorrido por hoy, no sin antes atrapar una pizca de esa belleza con la cámara de mi teléfono móvil y de dar gracias a Dios por tener  tan cerca este pequeño paraíso. 


















Con los cuernos al sol


Pof fin llegaron las lluvias y las revistas van a dejar de castigarnos con fotos de cuerpos de famosos al sol en traje de baño (o no). En realidad yo solo veo las revistas cuando voy a la peluquería y como la pasada semana visité a mi estilista Lloreras, tuve tiempo de empaparme de las últimas noticias de gente famosa aunque a la mayoría  ni les conozco.
No sé por donde empezar... bueno sí, metiendo el dedo en la llaga de Alberto de Mónaco que a todos nos cae mal por razones obvias. Pues su abuela Carlota era hija de un tal Luis II y una lavandera, quién nos iba a a decir que tenía orígen plebeyo. El día que se enteró perdió el pelo. Pero lo mejor de todo es que no le va a durar mucho el chollo de ser el príncipe y de tocarnos las narices cada vez que Madrid se presenta a las olimpiadas, ya que su sobrino Andrea Casiragui va a tener un hijo y como Alberto y Charlene parece que no van a tener descencia,  quien va a heredar el trono es el nieto de la guapa Carolina. Claro que ¿nos hemos preguntado qué puede significar ser príncipe de Mónaco? pues sería más importante el príncipe de Teruel si lo hubira ya que en número de habitantes esta provincia de Aragón supera a Mönaco tanto en extensión como en población. Si yo pudiera elegir preferiría ser princesa de Beckelar que de Mónaco, donde va a parar... con lo que me gustan las galletas.
Si el asunto de la lavandera me dejó en éxtasis ya no os digo cómo me quedé al ver  una foto de Madona  y otra de Katy Perri con braquers, como dos adolescentes mostrando el aparato dental, les ponemos un poco de acné y ahí las tienes, como si tuvieran 15 años.
Otra noticia un tanto preocupante ocupa las páginas centrales, Rociito aparece en varias fotos, fiestas de cumpleaños o algo así, o lo que es lo mismo, amenaza con salir de su enclaustramiento ¡Agarren las carteras!
Sigo pasando páginas y más páginas y todo es lo mismo, futbolistas y modelos, modelos y toreros, tenistas y modelos... que si estos se juntan, que si los otros se separan y se vuelven a juntar... y paso al ¡Hola!
Las primeras paginas las ocupan  fotos a todo color de una lujosa mansión que no sé donde está ni me interesa, solo por no limpiar eso, por favor...   lujo, aristocracia, reéntre (esta palabra no la conocía pero la he puesto porque pronunciada en francés nos vale para hacer gárgaras), bastante lejano e irreal  todo lo que veo así que paso de largo huyendo de la falta de sentido común y tropiezo con una boda real de alguien de Luxemburgo, trajes de diseño,  pamelas horteras, tocados rompedores con forma de pararayos (ya pueden  venir tormentas)  y por fin llega mi turno, justo antesde ponerme en manos de Lloreras  tuve tiempo recibir en mi retina el impacto de una sobredosis de glamour, Cayetana y Alfonso en traje de baño caminando por una preciosa playa de nuestras costas... ¡qué bonito es el mar!

Las autoridades sanitarias advierten:


Sobre la peligrosidad de los gorros de natación. No son buenos para el riego sanguíneo. Presionan el hueso occipital contra el parietal que a su vez empuja el frontal de modo que la piel que cubre este último, es decir,  la frente, se llena de arrugas horizontales que caen en cascada formando surcos  por encima de las cejas impidiendo el ángulo visual y el riego en el cerebelo destruyendo, además, algunas de nuestras neuronas.

Para ampliar la panorámica de visión se inventaron  las gafas de natación, aunque también para evitar el contacto de los ojos con el agua. Estas gafas están fabricadas con el mismo material que el gorro, la silicona, que se incrustan en las cavidades oculares hasta llegar a parecer que forman parte de uno mismo, como una prolongación de nuestros ojos, igual que los sapos de la Antártida. Esto es debido a que las gafas van sujetas a la cabeza por una goma elástica que, de puro apretada que tiene que ir, disminuye nuestros reflejos y,envejece en poco tiempo debido al estiramiento extremo al que es sometida. Por esta razón podemos llegar a la conclusión de que la vida útil de las gafas es corta.

El gorro, en cambio,  no envejece nunca con el paso de los años, es como Cher, pasa el tiempo y sigue igual o más joven. El gorro de silicona como bien podéis adivinar, no transpira, lo que hace que no exista vida dentro, no hay sitio. Esto es importante para los padres con hijos en edad escolar y con riesgo de contagio de parásitos,  pueden tenerlo en cuenta como medida disuasoria por si los piojos estuvieran al acecho.
Ya os aseguro que ahí no entran, no cabe un alfiler.

Una vez que nos hemos enfundado el gorro y las gafas bien apretadas para que no nos entre ni una sola gota agua en los ojos, ya podemos acceder al recinto de la piscina donde nos va a recibir una bocanada de lejía mezclada con cloro, ese olor no lo vamos a olvidar en la vida.

Ha llegado el momento de saltar a la piscina a desarrollar nuestras aptitudes acuáticas. Sobre mi experiencia en el agua haciendo largos no voy a dar muchos detalles, forma parte de mi vida privada y como no soy famosa no os interesa, pero en la piscina vamos todos con el gorro de color negro que nos regalan con la inscripción. Esto me parece un error, porque cuando los de mi calle nadamos a braza parecemos morcillas de Burgos flotando en un cocido montañés mientras el agua está en ebullición y no se nos distingue.

Cuando salimos del agua y nos quitamos el gorro y las gafas la liberación que sentimos es tal que parece que seamos más felices incluso de lo que ya somos un día cualquiera de nuestras vidas. No estoy muy segura de que el deporte dé la felicidad pero algo ayuda. Desde que me he cambiado a nado libre y voy con una amiga me lo paso mejor, al menos cada vez que nos cruzamos  con el "yeti" que nada en la misma calle y que, en lugar de llevar el gorro en la cabeza, debería llevar un traje de neopreno como los surferos, no porque el hecho de parecer un oso sea influyente  para el desarrollo de esta actividad física y vaya a ganar media centésima de tiempo en cada largo, sino por higiene y porque cada vez que nos le cruzamos me dice mi amiga ¡cuidado que viene el yeti! y entonces mi vida corre peligro, porque me da la risa y cualquier día me ahogo. O lo que sería mucho peor, me trago un pelo.


La marea rosa y los sepulcros blanqueados.

Con motivo del día mundial contra el cáncer de mama, hemos visto que la mayoría de nuestros contactos de whatsapp se pusieron la foto de un lazo rosa este pasado fin de semana.
Algunas de estas personas son solidarias y se unen a la marea rosa del lazo pero lo más importante es que saben o han sabido estar al lado de enfermos de cáncer independientemente de si es de mama, de páncreas, de próstata o del tipo que sea.  Lo verdaderamente importante es estar al lado de quienes nos necesitan por alguna circunscancia.
Pero lo realmente hipócrita es el hecho de quienes van luciendo el lazo rosa para que el resto del mundo vea que son "solidarios" pero que realmente por dentro están podridos de tibieza y de miseria que tratan de enmascarar con lo que no es más que un símbolo.
Me refiero a que si un compañero de  trabajo, un vecino  e incluso un amigo padece esa enfermedad o cualquier otra enfermedad grave, si ni siquiera somos capaces de darle la mano, de preguntarle qué tal está,  o si necesita algo... es que somos unos tibios. Si además es un compañero de trabajo que por la razón que sea no pide la baja completa y para colmo le sobrecargan del trabajo que nosotros no hacemos o incluso somos nosotros mismos quienes directamente le tratamos de hundir sobrecargándole de trabajo, es que somos unos miserables.
Pienso que una vida mejor es posible con menos símbolos y más acción.
Así que esto es un mensaje para los tibios y los miserables: vuestro lazo me resbala.

El abuelo que tocaba el acordeón.



Según el DRAE,  psicología es la parte de la filosofía que trata del alma, sus facultades y operaciones. Y por consiguiente, psicólogo es el especialista en psicología.  Aquí  discrepo, ya que realmente se hacen llamar psicólogos todos los que han estudiado la carrera que lleva ese nombre ejerzan sus funciones o no.
Pues bien, este es un mensaje para los que aprobaron copiando los exámenes del rincón del vago y ahora trabajan haciendo entrevistas de trabajo en algunas empresas o montando consultas en su casa. Mejor dedicarse a otras cosas como repartir pizzas o limpiar ventanas,  no os aportarán  pingües beneficios como ejerciendo la psicología pero haréis un favor a la humanidad entera. Pero claro, el querer saber de la vida de los demás os vicia y termináis en el Sálvame o dando consejos que destrozan familias y pueblos enteros de Galicia.
Que se lo digan a Núñez que está que se sube por las paredes. Llevó a su suegro a visitar a uno de ellos tras sufrir una depresión (que luego resultó ser una infección de oídos) y salió directo a comprar un acordeón porque el psicólogo  le había aconsejado que se comprara un instrumento musical para distraerse. Y ahí le tenéis, sordo como una tapia y tocando el acordeón todo el santo día. Lo que mejor le sale es la canción de los pajaritos de una tal María Jesús y el Hogar del Jubilado de Noia  cada día es una fiesta. Anastasia, el día de su 87 cumpleaños le pidió que tocara para ella y cautivó a los presentes bailando con la coreografía del Lago de los Cisnes al ritmo del ¡Hola don Pepito, hola don José! 
Pero lo peor lo tienen en su barrio, los vecinos de la calle Trece han sentido temblores de tierra y han empezado a colgar en sus ventanas carteles de "se vende"  (for sale para los extranjeros). Los pescadores de la zona han hecho una colecta para comprarle el acordeón y que se dedique a otra cosa porque están convencidos que esos acordes son los que han abierto una grieta junto al puerto de modo que cuando intentan pasar con sus pescados y mariscos se les rompe la cadena del frío y están teniendo pérdidas en la lonja.
Para colmo de males, ahora se ha apuntado a una coral polifónica y canta en la cuerda de tenor,  Núñez ha tenido que esconderle la dentadura, dice que para que no se la trague cuando llegue a la nota la.
Aunque yo creo que ha sido porque los dientes son de nácar y están engarzado en una armadura de oro de 18 kilates y con eso acaba él de pagar la hipoteca del piso.
Se ha hecho tan popular en la zona, que sus amigos del hogar del jubilado también quieren ser protagonistas de la historia y han empezado a comprar  instrumentos musicales para formar la Orquesta y coros de la ciuidad de Noia.
Y colorín colorado, este cuento no ha hecho más que empezar.

"Novela de ajedrez" Stefan Zweig


NOVELA DE AJEDREZ

STEFAN ZWEIG

Editorial: EL ACANTILADO



Sinopsis:

Sin capacidad para cualquier otra actividad intelectual, Mirko Czentovicz se reveló, ya desde niño, como un genio del ajedrez, del que ha llegado a ser campeón del mundo. Pero, en un viaje en barco de Nueva York a Buenos Aires, se le presenta un enigmático contrincante: el señor B., noble vienés que huye de los nazis. Uno de los pasajeros del vapor se acerca a los dos personajes acompañando al lector a la confrontación entre los dos jugadores. Si ?Novela de ajedrez? nos presenta el choque de dos naturalezas antagónicas, nos muestra también, y en buena medida, la capacidad de resistencia del ser humano sometido a una presión extraordinaria. Y todo ello con unas grandes dosis de intriga y maestría.

Opinión personal:


Marcados psicológicamente por un pasado totalmente antagónico, estos dos personajes. que viajan a bordo de un mismo barco, se enfrentarán en una partida de ajedrez en la que ninguno de sus espectadores quedará  indiferente, ni tampoco el lector, aunque ni sepa jugar al ajedrez y ni le guste siquiera. Engancha de pricnipio a fin aunque hay una parte más oscura  que tiene algo de thriller psicológico y hace que al final de la novela nos compadezcamos del señor B. quien ha sobrevivido a varios meses de tortura psicológica y en cambio nos haga aborrecer al otro personaje, frío y sin sentimientos, Czentovicz. Es impresionante cómo se describe esta parte, nos hace vernos a nosotros mismos encerrados entre las cuatro paredes, incomunicados y sin ver la luz del sol día tras día.  Me ha gustado este libro que busqué  tras haber leído de este autor  hace meses  "Carta de una desconocida". Volveré a repetir novela de Stefan Zweig..

Operación "Cadera"

Froilán ha ido a ver al abuelo al hospital a cuyas puertas esperan medios de comunicación de todo el mundo para dar la noticia de última hora.... se levanta de la cama... ha venido la reina a visitarle...  puede caminar... ¡puede caminar! ¡milagro! ¡llamad a Heidi y a Clara, el abuelo puede caminar! (¿pues no era Clara la paralítica?)
Los médicos han sido advertidos de la visita del niño-adolescente y le han puesto un chaleco antibalas a su majestad.
- ¿Abuelo, puedo hacerte una pregunta?
-¡Dispara!
(Perdonadme, no he podido evitar hacer el chiste fácil)
-¿Por qué tienes unas orejas tan grandes?
-Elena, llévate al niño, ya empieza otra vez a tocarme las narices con lo de los elefantes.
...
Mientras esto sucedía en una habitación de la Clínica Quirón, en un pueblo del extrarradio, Quintina  acudía a la a consulta de su médico habitual porque el dolor de cadera que sufre desde que le pusieron la prótesis se le hace cada vez más insoportable. Ni los antibióticos, ni los antiinflamatorios le hacen efecto ya, está esperando  a ser llamada  para operar pero le han dicho que tardarán varios meses, la lista de espera es muy amplia. Después de estar casi cuarenta años trabajando y cotizando a la Seguridad Social se encuentra con esto, con que resbaló y cayó por la escalera del edificio en el que trabaja mientras a unos pocos kilómetros, otra persona llamada Juan Carlos acaba de ser operado de la misma lesión que ella padece y sin esperar lista de espera, trayendo además al mejor médico del mundo en materia de implantes de prótesis.
Paradójicamente, parte de esos gastos extraordinarios los ha pagado Quintina (y yo) con las retenciones en nómina y demás impuestos.
La diferencia no es la pertenencia a distintas clases sociales, no vayáis a pensar... Sino al tipo de actividad que se está realizando cuando se produce la lesión.
Por ejemplo, romperte un hueso mientras cazas elefantes en África es algo poco común, hay poca lista de espera.  En cambio caer por una escalera sucede a diario, hay miles de casos de este tipo, están las urgencias llenas, es que no sé dónde vais mirando cuando pisáis...
Es como lo del yerno. Tienes un yerno honrado y a nadie le importa pero NÓOS sale un yerno chorizo y ya están los medios ahí, al acecho.
De todos modos, desde aquí deseamos una pronta recuperación a Quintina y también al rey.
¡Larga vida al rey!
Responded todos:  ¡LARGA, LARGA...!

Resonancia Magnética



Agapito Melitón Mozart. Ese nombre leyó una enfermera en voz alta con la risa a punto de estallar mientras recorría con su mirada la sala de espera tratando de ver quién sería el portador de ese nombre compuesto.

El paciente no se hizo esperar, había aguardado un año para la prueba y por fin vería su sueño cumplido, así que enseguida se puso en pie y acudió a la llamada de la sonriente sanitaria del pijama verde. Tras haberse desvestido de medio cuerpo para arriba y una vez despojado de todo objeto metálico, pasó a una sala grande donde le esperaba otra enfermera con una jeringuilla en la mano. Le pidió que se tumbara en la camilla que presidía el centro de la sala para posteriormente ser introducido en el tubo para la prueba. Pero primero le iban a inyectar por vena un líquido llamado contraste sin aparente riesgo para su vida, solo muere una de cada cien mil personas más o menos así que no había motivo para alarmarse. No obstante, le hicieron firmar unos papeles, por si acaso, mientras le explicaban que ese líquido ayudaría a mostrar con mayor claridad los intersticios y recovecos del cerebro. De ese modo podían detectar cualquier anomalía.

Por fin le introducen en el tubo. La prueba ha comenzado.

Aquello es toda una orquesta de percusión. Primero oye sobre su cabeza el sonido de un pájaro carpintero con pico de acero, luego el fuelle de un herrero, un taladro con broca de cobalto taladrando hierro... Un martillo neumático llega haciendo gala de su ritmo acompasado a sus ya maltrechos oídos. Agapito cuenta el tiempo para que aquello termine pero aún falta por llegar la cuna.¡Y no se debe mover!
Un ruido de elevada intensidad hace acto de presencia, el sonido le recordaba al de las cunas de madera antiguas cuando se mecían y eso le produjo verdadero horror porque recordó de pronto que, siendo pequeño, le encomendaron la aburrida  tarea de mecer la cuna de un primo bebé que no dejaba de llorar y del ímpetu con que lo hizo, porque no había forma de callarle, le lanzó despedido cual hombre bala y le mandó al campanario de la iglesia. Al bebé no le pasó nada porque hizo de colchón una cabra que, nadie supo por qué, estaba  en la torre en ese momento mirando a un gitano que, desde abajo, tocaba la trompeta subido en una escalera. Aunque el niño se salvó milagrosamente, a él dieron orden de alejamiento.

Por fin le sacan del túnel, Agapito estaba como en éxtasis, en su cabeza había empezado a asociar todos los sonidos, las dos notas musicales con ritmo de cada herramienta, la métrica, la armonía... y así, a lo tonto a lo tonto, compuso el remix de la 5ª Sinfonía.

Partido PH "Pobres pero Honrados"

the wanted
Persona seria y responsable busca profesionales para una nueva formación política con expectativas a salir elegida en las próximas  elecciones generales.
A excepción de los números uno, dos y tres de la lista que ya tienen nombres y apellidos (entre quienes me incluyo) podéis ir apuntandoos aquí  mientras  voy solicitando la inscripción en el Registro de Partidos Políticos.
Requisitos:
Para la parte de economía se precisan expertos en finanzas, preferentemente con experiencia en robos a bancos, a lo Robin Hood pero sin armas. El tema armamentístico será asunto del de  interior que va en la lista por el número 3  y es el ciego que nos vende los cupones. Solamente él tendrá acceso a las armas y podrá llevar consigo  un rifle de asalto para su defensa personal. Por si le fallan los reflejos también daremos permiso de armas a su hijo de 2 años que ya controla esfínteres y sus disparos son certeros. 
Para asuntos exteriores buscamos hombre o mujer de profesión modelo, con que sepa hablar inglés es suficiente. Si no hay candidatos, nos vale que sepa hablar...  mejor sin encasquillarse,  para decir tonterías ya está Wyoming pero no da la talla y es feo.
Para agricultura voy a proponer a mi vecina "la Sole" que tiene una huerta con unos melones que son  la envidia del pueblo,  es la persona ideal para mandar a Bruselas a pedir ayudas a la UE para el sector agrícola y lo que se presente. A esta le ponen unos cascos para la traducción al extremeño y el cartel Spain con su nombre en la mesa y la motivación  por salir en la tele y que le vean los del pueblo es tal, que como le salga la vena Punset y se ponga a hablar a los políticos de la UE de la simbiótica rectoromboidal de metáforas subversivas de las zanahorias les deja a todos en éxtasis y dicen que sí a todo lo que pida, desde aprobar ayudas para el cultivo de pepinos hasta no tener que devolver las ayudas de los astilleros.
Para el tema cultural habría que poner a alguien con apellido español y que termine en zeta, un Sánchez, Hernández, Martínez... Lo de la zeta es un capricho mío aunque no es nada personal.  Aquí lo importante es que no confunda una manifestación con una reunión de vecinos y que tenga más educación que ironía. Porque no se puede dar de lo que no se tiene.
Nos falta sanidad, fomento y un sin fin de etcéteras, así que si estáis interesados os podéis ir inscribiendo en la parte de comentarios.
Dinero no ofrecemos porque no hay, ya lo han robado todo los de antes y los de ahora pero si tenéis ganas de trabajar gratis por verdadera vocación para la política seréis bienvenidos.No os preocupéis por la oposición, solo ladran para llamar la atención, habría que preocuparse si empezaran a morder pero de momento no hay peligro.

Nos llega una noticia de última hora. Se ha escapado una figura del museo de cera. Atención, es muy peligroso. Arriba os dejo la foto the wanted.




"La intrusa" Eric Faye



LA INTRUSA

ERIC FAYE

Editorial: SALAMANDRA

Sinopsis:

Obra ganadora del Gran Premio de la Academia Francesa, esta novela de Éric Faye —autor reconocido por plantear con sencillez los grandes temas que afectan al hombre moderno— se basa en un caso real para explorar el influjo que la memoria de los lugares que habitamos ejerce sobre nuestra conciencia. De profesión meteorólogo, Shimura lleva una vida solitaria y metódica que transcurre con precisión milimétrica entre el trabajo y su casa, un microcosmos de orden y pulcritud a las afueras de Nagasaki. Sólo el canto ensordecedor de las chicharras es capaz de alterar una rutina tan previsible hasta el día en que Shimura cree percibir pequeños cambios en la impoluta organización de su hogar: un yogur que desaparece de la nevera, el zumo de naranja que se evapora, la tetera fuera de su lugar habitual. No parece obra de un ladrón, pues todos los objetos de valor siguen en su sitio. ¿Se trata, pues, de una amante despechada, de un espíritu en busca de venganza, o incluso peor, de una alucinación? Para dilucidarlo, Shimura instala una cámara en la cocina y, perplejo, descubre la presencia de una mujer desconocida, una intrusa que lleva un año viviendo en un armario de la casa. Al exponer con exquisita sensibilidad los vericuetos de su mundo interior, la historia de Shimura adquiere una resonancia universal. De manera casi imperceptible, la novela cuestiona nuestra manera de vivir y de relacionarnos con los demás, y su lectura perdura como un temblor de tierra, inofensivo pero indeleble.

Opinión personal:

Es una historia corta pero intensa. La carta final es conmovedora, es una reflexión sobre la soledad, sobre los lugares que habitamos o que en algún momento de nuestra vida hemos ocupado, creemos que de algún modo nos pertenecen. Los personajes son entrañables aunque entre sí enfrentados por una circunstancia pero hay algo les une, un lugar, un pasado...
Me ha gustado mucho esta novela, leeré algún libro más de este autor.

"Finales de Noviembre" Tove Jansson


FINALES DE NOVIEMBRE (LOS MUMIN)

TOVE JANSSON

Editorial: SIRUELA



Sinopsis:

El otoño invade el Valle Mumin y quienes acuden a él lo encuentran muy cambiado, muy diferente de como lo habían imaginado. Última aventura de estos tímidos, originales, curiosos, divertidos y minúsculos trolls de color blanco y hocico de hipopótamo que componen la familia Mumin y que viven libremente con sus amigos en plen o paraíso de la naturaleza nórdica.

Opinión personal:

Aún siendo literatura infantil se puede leer y disfrutar a cualquier edad de esta historia de personajes fantásticos que la autora finlandesa,  haciendo derroche de sus calidad narrativa y con magníficas ilustraciones que acompañan la historia,  hace que sintamos el otoño a través de sus personajes y paisajes. Es un libro para leer en cualquier época del año menos en otoño, cuando todo se vuelve gris, el sol nos visita con menos frecuencia, el frío, los árboles desnudos de hojas... lo propio para que si el otoño nos pone tristes,  leyendo libros así con una descripción tal, ya te mueres...

Las lavadoras de Cuba

En Cuba no hay repuestos para ventiladores, ni para lavadoras, ni para coches ni para casi nada. Aún así, son los líderes mundiales en tecnología casera.  Le das a un cubano una lavadora rota, el cartón de una caja de galletas y un rollo de esparadrapo, y te fabrica un ventilador que no solo sofoca el calor bochornoso del medio día cuando el país se paraliza para ver la telenovela en el único canal de tv, sino que con la fuerza centrífuga del motor se puede llegar a convertir en un ventilador móvil  que te sigue por toda la casa, como esa moderna aspiradora que recorre el piso llegando a todos los rincones mientras estás en el trabajo absorviendo todo lo que pilla a su paso, desde los ácaros del polvo hasta la granja de los pin y pon y  a la que solo le falta ladrar cuando llaman al timbre los vendedores de alarmas o los testigos de Jehová.

Además del ventilador,  los cubanos aprovechan de una lavadora estropeada el cubo cónico como jardinera futurista. Ya no me preguntéis qué plantan en las macetas porque lo desconozco, pero lo que os puedo asegurar es que a los cubanos les ponen una tienda de bricolage y son capaces de construir una estación espacial en la luna desafiando la ley de la gravedad.

Las lavadoras cubanas son de gran tamaño,  como dos lavadoras,  ya que poseen  dos compartimentos (ver foto). Uno que sirve para lavar y cuyo funcionamiento consiste en hacer girar un aspa que va dando vueltas a la ropa como en un tiovivo y donde hay que estar vigilando todo el rato por que si se engancha una prenda  porque puede llegar a romperse. Sobre todo pasa con los pantalones vaqueros, así nacieron (posiblemente)  los vaqueros rotos gastados que luego comercializarían sus vecinos Pepe Jeans y Levis Strauss.  El otro compartimento es cónico y su función es escurrir la ropa,  aunque ellos lo llaman secadora. Esta parte es la que más rápido se estropea porque si no hay nadie que la sujete, la lavadora sale sola de casa llegando a veces a cruzar la calle y meterse en casa del vecino o ponerse a  guardar cola para comprar el arroz.

Estas lavadoras de fabricación rusa y de una misma marca. "Eureka", han revolucionado Cuba. Es probable que de otra cosa no pero, de  revoluciones, los cubanos saben mucho.

Pongamos los pies en el suelo


Por Blanca F. Gallardo

Y llegó el día y la hora señalada, 21:02h hora local en Madrid, ya habíamos disfrutado de un buen elenco de músicos  ¡menos mal! Si esperamos a que sucediese lo sucedido,  nos hubiéramos ido a casa sin festejos y eso para nosotros sigue siendo lo más importante.
Wert prometió en vivo y en directo ayudas para las becas ADO, ¿Quién se cree eso?, los del COI ni una palabra.
Botella y sus 1500 millones de Euros para terminar infraestructuras, ¿de dónde y a quién se lo iban a quitar? Quizá a los dependientes? ¿A las becas de comedor? ¿De libros? Quizá ahora lo inviertan en ayudas…
Por no hablar del inglés de nuestros representantes, menos mal que fue el Príncipe a sacar la cara por todos, porque si dejamos que nuestra querida Botella haga su traducción simultánea sin cascos, sin red… menudo golpe ¡¡¡contra el suelo!!!! Y ese curso acelerado que le han dado de empatía y gesticulación que le ha dejado la cara como si le hubieran realizado una reconstrucción facial  con una sonrisa perenne.
Me gustaría saber qué tenemos en España para sentirnos igual de importantes que el resto de los países del primer mundo, además de mucho sol, mucha risa y mucho que visitar… porque cuándo hacemos un centro comercial siempre es el más grande de Europa, tenemos más aeropuertos que nadie, tenemos más Universidades que nadie, tenemos más AVE que nadie, más carreteras que nadie, tenemos más y más y más que nadie, aunque luego no lo podamos mantener, pero que no se diga del par… que tenemos los Españoles, más que nadie.
Por último una incógnita, ¿cuánto nos ha costado estar en el más exclusivo hotel de Buenos Aires, la manutención de toda la tropa, los billetes de avión de todos y supongo que comidas, cenas y meriendas de cada uno de ellos? Eso nunca lo sabremos, pero las becas de comedor para nuestros niños, los hijos de España, sí sabemos dónde están, en los bolsillos de nuestros Banqueros.

Felicidades Tokio por las Olimpiadas del 2020 y quizá con esto se les ocurra a los políticos crear empleo sin recostarse en eventos para los cuales no tenemos aún categoría política. 

Dalí y Noraima

Al llegar a una de las principales entradas que dan acceso al Museo Reina Sofía y encontrarnos con una larga cola para acceder, uno de los informadores de camiseta negra sin dar mayor explicación nos dice que ya no quedan más pases para ese día y búscate la vida, vuelva usted mañana como diría Larra...  Mientras decidimos cómo hacer para conseguir entradas para el día siguiente (a falta solo de 5 días para que finalice la exposición de Dalí), nos topamos con la cola de la otra entrada al museo y volvemos a preguntar a otro informador más eficaz quien, por suerte,  nos dice que que a partir de las 19:00 darán 1000 entradas y además gratis,  así que guardamos cola...  varias horas... aquí da comienzo la aventura de la tarde del miércoles.
Nos pusimos en la cola  detrás de un hombre de baja estatura entrado en años, pelo blanco y vestido con una camisa de rayas verticales y unas bermudas de cuadros (tengo foto).  Le preguntamos ¿qué dan aquí? y un poco enfurruñado al principio por no pillar la ironía nos dijo "es la cola para ver la exposición de Dalí"  ¡ah! pues nosotras pensábamos que repartían bocadillos... lo que pasó a partir de ahí hasta que llegamos a la puerta es secreto de sumario así que nos trasladamos al momento de cruzar la puerta. El marido de mi amiga que tiene más morro que Carmen de Mairena y sin haber pasado por la charcutería  o donde pongan ese tipo de implantes, llega raudo y veloz y se incorpora al grupo (después de llevar nosotros tres horas esperando) justo antes de llegar  a las taquillas
Nada más entrar en la exposición la vigilante nos pide guardar silencio.  Y es que el primer cuadro que vemos ya nos empieza a sugerir cosas, por algo el título de la exposición era Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas así que empezamos a jugar  a qué nos sugería cada cuadro y, por supuesto,  cada título del cuadro.
Partamos de la base de que no os habla una experta en arte, mi única experiencia en artes es en el  ramo de artes marciales (fui cinturón rosa de fujitsu, toda una experta en instalación de aire acondicionado) así que mucho arte no vais a encontrar aquí.  Y como os iba diciendo, los primeros cuadros nos sugerían sacar fotos con el móvil hasta que otra vigilante nos lo impidió. Primero nos mandó callar, luego nos impidió sacar fotos, a nosotros y al numeroso grupo de personas que abarrotaba las salas, porque controlaban el horario de entrada pero no el de salida. A veces tenías que esperar a que otros se apartaran porque como además había que mirar con tanto detalle la gente se tomaba su tiempo.
Había gente que traspasaba la línea para acercarse a algunos cuadros, a alguno solo le faltaba tocarlo y es que esa obsesión por el artista de dibujar figuras pequeñas hacía que te acercaras.  El límite estaba en los pies, luego podías acercar  el cuerpo todo lo que pudieras que eso sí estaba permitido, alguno casi se come un cuadro. 
Para ver toda la exposición habríamos necesitado seis horas pero tuvimos que dejarlo en la mitad. Y es que algunos cuadros te llevaban mucho tiempo... el título que más me llamó la atención y más gracia nos hizo (que recuerde ahora mismo) fue el de "Burócrata atmosférico céfalo ordeñando un arpa" lo que traducido a un lenguaje coloquial sería "funcionario pensando en las musarañas". Además de las figuras diminutas, las hormigas... la imagen del "Àngelus" de Millet, presentes en varias de sus obras,  la manzana de Guillermo Tell... y la fascinación de algunos cuadros en tres dimensiones, lo que más me impresionó fue ver en vivo "La persistencia en la memoria",  entre otras.
Además de haber tenido la oportunidad de ver reunidas tantas obras de este genio y de poder disfrutar de su arte, ha sido  la visita a un museo en la que más me he reído y mejor me lo he pasado. Creo que quienes no va a olvidar nunca esta exposición son  por este orden, la suegra de mi amiga, única leyendo  los títulos de los cuadros son su particular acento,  y los vigilantes de las salas, creo que nunca habían trabajado tanto y es que el hecho de estar horas y horas sentados observando o leyendo el periódico debe ser mucho más aburrido que estar "controlando" a tanto visitante.

La Jessi.

Con un pan bajo el brazo vino el retoño de Kiko Rivera y la Jessi. El pan redondo de pueblo como una hogaza, tamaño Kiko. Y a los cuatro días pasó lo que tuvo que pasar. Ella se enrolló con él por la fama, como todas las anteriores (él seguro que pensando que las atrae por su físico) y si te he visto no me acuerdo. Sí majete, como un imán vienen hacia ti por la fama, porque eres feo con ganas. Seguro que por dentro tienes una belleza como la de tu madre. Pero ahí tienes a la Jessi, lo que no consiguieron otras lo consiguió esta, hacerte un hijo ¡pedazo de ignorante!.
Seguro que la yaya Pantoja te daba buenos consejos... búscate una novia formal y que te quiera aunque sea fea y pobre pero que sea honrada,  a lo Julián Muñoz pero en mujer. Evita a las guapas, por favor, pero tú ni caso... ¿en serio pensabas que ese par de tetas se iba a quedar a vivir contigo para siempre? la historia se repite, ya te pasó con  la Yola Berrocal.  Si quieres unas,  póntelas, con tu cuerpo no desentonarían  mucho y para guardar el equilibro  te tatúas una lavadora en la espalda como el legionario aquel que estaba haciendo la mili en  Melilla y de la borrachera que pilló ni se enteró de lo que le habían tatuado hasta  que empezaron a lanzarle ropa sucia a la espalda. No, el de la ropa interior sucia era Jesulin y en la plaza de toros. Otro que tal baila, menudo favor hizo a la humanidad liándose con la Esteban, se ha quedado para siempre en la prensa sensacionalista, ya no se entiende una revista sin ella. La Esteban se opera de la nariz,  la Esteban llorando, la Esteban paracaidista, la Esteban saliendo del portal cruzándose con las muñecas de Famosa,  la Esteban inaugurando una discoteca...  la Esteban en la playa. Es como la muñeca barbie en todas sus presentaciones, y para colmo nos ha dejado unas frases lapidarias que pasarán a la posteridad "Andreíta cómete el pollo" "Andreíta mira como llora la mama"... y ahí la tenéis, toda una estrella, otra más en esta constelación de cutres, y ahora los programas de tv y las revistas son como la lluvia de perseidas la noche de San Lorenzo, llenas de estrellas cuyos nombres nadie conoce pero todo el mundo ve, y compran las revistas, y ven los programas... 
Y por si éramos pocos  llega la Jessi, la Bueno ¡ah, es que esta es miss!  y claro, como ha hecho abuela a la Pantoja se le perdona todo ¿no? y deja tirado a Kiko Rivera, compuesto y sin novia. Feo más que feo, pero hombre, pinchando discos, menos mal que no te ha dado por pinchar ruedas, encima hay que darte las gracias. Y a tu madre, pobre, del disgusto que tiene hasta le ha bajado la regla.
Y es que no había más que veros en las fotos, como dos almas gemelas...

"Los crímenes del Museo del Prado" Tomás García Yebra


LOS CRÍMENES DEL MUSEO DEL PRADO

TOMÁS GARCÍA YEBRA

Ecitorial: FUNAMBULISTA

Sinopsis:

El misántropo y mordaz periodista Mariano Larra y el intrépido y seductor fotógrafo Fran Kapa serán los testigos y a la vez los únicos sospechosos de unos inexplicables asesinatos mientras realizan un reportaje sobre una exposición de Velázquez en el Museo del Prado. Estos dos anacrónicos y atrabiliarios personajes, junto c on otros cuatro —un guasón estudiante de robótica, una extravagante danesa admiradora de cuadros sobre enanos, un escritor empedernidamente romántico y el oportunista director del dominical Todos Encantados—, se verán envueltos en una trepidante investigación que les llevará, en su búsqueda de la verdad, hasta las entrañas del propio museo y de sus insondables misterios. En esta novela que rezuma literatura, arte y humor en cada una de sus páginas (al tiempo que cumple con los cánones de toda buena novela de suspense), Tomás García Yebra descoyunta un mundo en el que se quiebra el tiempo y donde se desdibujan las fronteras entre la realidad y la ficción. Pero sobre todo, debajo de la sonrisa y las carcajadas que produce Los crímenes del Museo del Prado —novela paródica y esperpéntica nada al uso y políticamente más que incorrecta— se esconde una honda reflexión sobre la banalidad del hombre, su ambición desmedida, la finalidad de toda obra literaria, la omnipresente cultura de la imagen y esa gangrena que es el periodismo sensacionalista.

Opinión personal:

Lo entiendo como una crítica hacia los programas sensacionalistas, a sus espectadores y a los que siguen las modas sin pararse a pensar en el  porqué de cada cosa, a los que van o vamos como borregos...como Vicente ¿dónde va Vicente? donde va la gente...
Cargada de humor inteligente, ironía y mucho sarcasmo, los personajes, un tanto gamberros, elaboran un reportaje para un dominical viviendo una serie de peripecias de lo más disparatadas, algunas provocadas por ellos mismos, para dar cuerpo a un artículo sobre una exposición de Velázquez en el Museo del Prado.  Lo que vende es lo que llama la atención, aunque sea mentira, si no tenemos una historia la inventamos, si hay que matar a alguien se mata, esas son las instrucciones que les da el director de la revista y a partir de ahí todo está permitido
Los nombres de sus personajes como podéis leer en la sinopsis no son inventados del todo, hay cabida para todo, desde el periodista Larra, famoso (me refiero a esta novela) por su artículo "vuelva usted mañana", hasta José Zorrilla, Espronceda...   A los chorizos y corruptos les pone apellidos como "Manosligeras" o "Encausado". El narrador aparece también como uno de los personajes de la novela pero se le acaba cargando. No se salva nadie aquí.   A Picasso le tilda de misógino por considerar su obra "Las señoritas de Avignon" una burla a las mujeres. Y de las obras pictóricas qué decir, aparecen y desaparecen imágenes de los cuadros como si hubiera pasado Tamariz por allí, lo mismo te coloca la cara de  Mortadelo en "El jardín de las delicias" de El Bosco como hace desaparecer un esqueleto de "El triunfo sobre la muerte" de Brueghel.
El autor también ha querido hacer un hueco en la novela a su pueblo  Las Navas del Marqués y  las burradas que repiten cada domingo "algunos" moteros  el Puerto de la Cruz Verde y de las que soy testigo obligado.
Mezcla personajes de distintas épocas del mundo de la cultura, supongo que son algunos de sus autores favoritos (de estos detalles el lector siempre toma nota) que van dando un color divertido a la novela, hay frases que son para partirse de risa.
Personalmente con lo que más me he reído ha sido con el diálogo que mantiene consigo misma la Ministra de Cultura mientras contempla un cuadro en una de las salas del museo.
Los amantes del arte pictórico van a disfrutar de este libro por la cantidad de detalles y de alusiones a varios de los cuadros más importantes del Museo del Prado. Aquí debo añadir que el autor no se ha roto mucho la cabeza, ha cogido el catálogo del 2010 y de ahí menciona casi todas las obras que en él aparecen (esto no es en tono peyorativo así que nadie se me ofenda).